22 nov. 2011












"El Cementerio de Praga", Umberto Eco / Portada Alternativa

Esta fabulosa historia fue la lectura del año pasado. Tenía pendiente hacer mi versión de portada, pero ahora por fin está lista.

El mismo autor de “El nombre de la Rosa“, Umberto Eco, es el articulador de una trama sorprendente protagonizada por Simone Simonini, un falsificador de documentos, cartas y testamentos.
El protagonista no tiene dios, ni ley y menos moral, y las justificaciones que da a sus crímenes dejan al lector con la boca abierta.

Simonini ya es mayor no sólo en edad sino también en proporciones –ya que además peca de gula–, y últimamente sufre pérdidas de memoria.  Para entender y aclarar qué le está pasando, escribe un diario desde su infancia hasta el presente, ordenando los hechos de su vida...
La historia transcurre entre los siglos XIX hasta principios del XX y Simonini participa en todos los acontecimientos importantes de su tiempo. Al lector le queda bastante claro lo sucedido durante la unificación italiana liderada por Garibaldi, el primer estado gobernado por Víctor Manuel y luego el clima europeo mientras surgía el fascismo y el comunismo, el antisemitismo y todos esos “ismos“ para los cuales el protagonista trabajó a pesar de odiarlos a todos, pues Simonini, no soporta ni a los italianos, ni alemanes, ni a los judíos, ni a los cristianos, ni a las mujeres.

¿Qué pensarán todos los pueblos o grupos brutalmente ofendidos por el personaje de Simonini? 
En realidad la novela es divertida y muy inteligente, una burla al propio Simonini y a los absurdos  motivos que han movido a tanta gente a lo largo de la historia hacia el odio de todo lo distinto a uno mismo.