9 jul. 2012





"Solar", Ian McEwan
PORTADA ALTERNATIVA PARA EL LIBRO QUE LEO

“Michael Beard es un físico que recibió hace años el Premio Nobel y desde entonces se ha limitado a vivir apoltronado en sus laureles. Beard tiene ahora cincuenta y pocos años, y se encuentra en el tramo final de su quinto matrimonio, un final que no se parece en nada a los de sus cuatro uniones anteriores, menos  emocionantes y más convencionales. Beard, que nunca ha sido galardonado por su atractivo pero siempre ha tenido éxito con las mujeres, y en todos sus matrimonios ha sido el adúltero y el culpable, ahora sufre desesperadamente por la bella Patrice. Aunque quizá su dolor sea más intenso porque desde hace años no es más que un burócrata de la ciencia, un científico para quien la emoción y la aventura han quedado relegadas a la vida privada, la cabeza visible de un instituto estatal para la investigación de las energías renovables que es poco más que un artilugio político.” 
  
El libro tiene episodios geniales (“el equipo de nieve”, “la suerte de Aldous”, “la bolsa de papitas”, etc.), además de ideas interesantes sobre el fin del mundo que durante siempre hemos esperado y que no llega nunca, reprogramándose algunos años en el futuro.
Pero hoy, mientras se supone que el planeta entero se derrite, el autor expone las actitudes más bajas y ordinarias del ser humano... es la humanidad derretida.

Otro libro con un protagonista patético en extremo. Egoísta, misántropo, penoso, mezquino. 

Dan ganas de ser amiga de McEwan, alguien que escribe así debe ser muy divertido.